Lidia & Denis

Lidia y Denis son una pareja de la que es imposible no enamorarse. Aunque son españoles, residen en Suiza, pero eligieron Sevilla como destino para la celebración de su boda. Hay parejas con las que tienes un feeling especial (por las razones que sean), y tras varias reuniones y encuentros es normal que la relación entre nosotros se parezca más a una amistad que a un simple acuerdo contractual. Con Lidia y Denis podría decir que ha sido así desde el día en el que nos conocimos; la confianza y el cariño que hemos compartido ha sido de lo mejor de la experiencia.

Ni el calor ni los miles de kilómetros que separan a sus familias  y amigos impidieron disfrutar de una boda mágica, llena de momentos emotivos, risas, lágrimas y muchas, muchísimas ganas de pasarlo bien. Y es que precisamente una de las cosas que más caracterizaron esta boda fue que los novios disfrutaron de los invitados como nunca, ya que se desplazaron desde diferentes lugares como el norte de España, Suiza o Alemania.

La jornada transcurrió en la Hacienda de Orán, una bonita hacienda ubicada en Utrera. Conocía la hacienda por imágenes y las fotografías de otros compañeros, pues era la primera vez que cubría una boda en este lugar. Desde primera hora atisbaron los primeros nervios, cosa que no hace más que avivar la emoción. Mientras Lidia se preparaba junto a su hermana y amigas, Denis se vestía en la habitación de al lado acompañado de su mejor amigo. Para una ocasión tan especial, la novia confió el maquillaje y peluquería a Manuel Cecilio.

Pronto comenzarían a llegar los invitados de la boda. La ceremonia fue civil y se realizó en uno de los patios de la hacienda. Él, ella, los padres, los hermanos, los amigos… Ninguno de los miembros más cercanos a los novios pudo aguantar la emoción. Y es que cuando el amor es de verdad, se nota. El encargado del aperitivo y la cena fue Alabardero Catering. La cena tuvo lugar en el jardín trasero, junto a la piscina; un sinfín de globos fueron lanzados al cielo con los mejores deseos de los invitados para los novios. Y la barra libre no se hizo esperar. Había ganas de fiesta, y allí bailó hasta el camarero. ¡Denis el primero!

La boda de Lidia y Denis ha sido sin duda una de las mejores de la temporada, por su forma de vivir este día, por hacernos disfrutar tanto, por cuidarnos y mimarnos, y sobretodo por quererse y dejar que dejemos constancia de ello. ¡Gracias chicos!

Esta boda no habría sido posible sin la compañía de mi amigo y fotógrafo Migue Chacón (¡cuánto nos queda aún!), siempre atento para no dejar escapar ni un solo detalle. Coincidimos con los compañeros de Bodas RVG en el vídeo. Fue un gustazo contar con un equipo tan genial.

¿Fuiste uno de los invitados de la Boda de Lidia y Denis? Si conoces la contraseña, puedes ver la galería completa pinchando en el botón

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis

Lidia & Denis